6 de marzo de 2010

Tardes Grises



Tardes grises. La luz llena la habitación hasta la mitad. El humo de los coches asciende hasta las nubes, que dejan entrever un cielo níveo y frío, perlado, opaco, tras el que quizá se oculte el sol.

Llovizna. Paraguas en las avenidas. Ropas abrigadas y oscuras, manos frías. Ánimos fríos. Luz de tarde, sombras grises, edificios parduzcos, aburridos, tirados por las calles.
En el horizonte hay grúas azules. El río está quieto. Es del mismo color que el cielo.

El asfalto húmedo resuena con algunos tacones y muchos coches, que tímidamente aportan el color al cuadro de la tarde.

Los jóvenes estudian, y observan tras los cristales de sus ventanas.

¿Saldrán más tarde? Quizá de noche, cuando no haya luz… Hoy la luz desde luego no acompaña.

4 comentarios:

~Ann dijo...

me encantaa:)

Antonio dijo...

Ouuh Yeah! Te lo dije, me roza la parte melancolica :p

Antonio dijo...

Por cierto, gran foto! Es otra de tu carpeta? Si te aburres de escribir ya sabes a que dedicarte XD

La niña de la boina rosa dijo...

A mi me gustan las tardes de lluvia, son tipicas de jersey abrigado y mirar por la ventana.
Por cierto, gran foto =)