17 de abril de 2011

Un vicio


Un latido dos personas tres segundos bastan

Cuatro llamadas cinco paradas seis caricias bastan

Siete semanas ocho cafés nueve miradas bastan

Diez cambios de ropa once piropos doce preguntas bastan

Trece silencios catorce besos quince minutos de charla

Dieciséis trenes diecisiete días dieciocho años bastan

Diecinueve abrazos y veinte codazos, veintiún partidos bastan

Veintidós pasos, veintitrés páginas, veinticuatro horas bastan.



- Bastan... ¿para qué?

- Para enamorarse

- Suena sencillo… y adictivo. ¿Es un vicio?

- Claro, lo difícil es dejarlo.

2 comentarios:

Batspilberg dijo...

A veces es más que suficiente con una sola mirada ^^

Sugoi!!!

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Para quitarse del vicio, creo que emborracharse puede servir, ji, ji...
Bss... ;-)